¿Pensando en comprar coches nuevos? Señales de alerta antes de tomar esa decisión.

¿Estás seguro de que quieres comprar un coche nuevo? tal vez no sea la mejor decisión

En este mundo se consiguen todo tipo de opiniones, por lo general cuando una persona decide comprar un auto piensa de inmediato en adquirir un coche nuevo, esto es el deseo de una gran mayoría, pero nos conseguimos con un gran número de conductores que opinan todo lo contrario, pues ven varias desventajas al comprar coches nuevos .

Este circulo de personas nos dicen.- ¿Estás seguro de que quieres comprar un coche nuevo? Te recomiendo que lo pienses dos veces, porque generalmente estos suelen traer más problemas que ventajas.

Basados en estas interesantes opiniones quisimos hacer un post con las 3 razones más frecuentes que nos han dicho estos compradores por las que no debes comprar un auto nuevo.

3 razones por las que no debes comprar coches nuevos

1. Las tasas de crédito no son las más bajas

Al comprar coches nuevos se cae en la trampa que nos ofrece el banco con un crédito en el que las tasas mensuales que debemos pagar por estos autos en venta, son más bajas comparadas con las que deberíamos cubrir si compramos un auto usado.

Los bancos utilizan este truco para darte cuotas bajas por un periodo de tiempo muy largo, que puede llegar a los diez años.

Pero estas cuotas aumentan cada vez más, mientras tu vehículo pierde valor en el mercado por los años que tiene de utilidad, a esto se le suma la inflación que tiene la economía a nivel mundial y a la depreciación constante de los bienes materiales.

2. No tienes certeza de la calidad del auto

Al ser un auto nuevo, este no ha sido probado más allá de las condiciones ideales en la fábrica. Pero a pesar de lo que digan estas empresas, las pruebas a los que son sometidos no certifica la calidad de las piezas, y tampoco de la duración de las mismas.

El caso contrario ocurre con los coches de segunda mano, o con poco tiempo de uso, con los cuales podrás consultar con el dueño, y comprobar tú mismo, la calidad del auto antes de adquirirlo.

Otro punto importante, es que no te dejarás llevar por las estrategias de ventas de los concesionarios, quienes buscan venderte los modelos limitados que tienen.

Si optas por no comprar un auto nuevo, tendrás la capacidad de consultar la lista de precios de autos usados y decidirte por el que más se adapta a tus necesidades y gustos sin sentirte presionado por el vendedor.

3.La publicidad es engañosa

Muchas veces te promocionarán un auto que promete ser el que cumple todas tus expectativas y cuenta con la tecnología más avanzada; pero, en realidad, solo le agregaron otra capa para evitar que la pintura se daña rápidamente, o simplemente tendrás servicio de radio a través de satélites.

A pesar de que se ven como opciones atractivas, no tienen una utilidad concreta a la hora cumplir con las funciones básicas de un auto; y a la larga tampoco harán una diferencia cuando tengas que conducir. Lo único que lo diferencia con un auto seminuevo, es que el precio será más elevado.

Comprar un auto nuevo como primera opción es algo que debes pensar varias veces antes de hacerlo, porque a pesar de que es una sensación agradable estrenar uno, tal vez no sea lo mejor para tu bolsillo y ni siquiera para cubrir tus expectativas con el coche.

Por eso, te recomendamos que seas cuidadoso con tu dinero y examines todas las posibilidades que tienes antes de adquirir tu vehículo.

Imagen cortesia de giphy