Propósitos de año nuevo para un conductor.

¿Qué propósitos de nuevo año frente al volante, puedes alcanzar este 2018?

Cuando comienza un año nuevo, siempre hago propósitos para cumplir y tener un año totalmente exitoso y entre estos objetivos que me planteo está en ¿Cómo ser el mejor conductor del 2018?

Nuestras habilidades al volante también pueden ser mejoradas a través de un comportamiento adecuado mientras conducimos por nuestra comunidad.

Por ese motivo he hecho una lista con los mejores propósitos que puedes establecerte este año para ser un buen conductor y cómo lograrlos. Sé que una vez que instale estos propósitos como hábitos, no será difícil de ejecutarlos cada vez que maneje y sé que evitaré accidentes durante todo el año.

¿Cuáles son los mejores propósitos de año nuevo para ser un buen conductor?

Dejar de enviar mensajes al conducir.

Un mensaje no vale tu seguridad, ni la de los que te rodean. Para alcanzar este objetivo puedes poner tu música favorita, un programa de radio o un audiolibro para reproducirlo desde el equipo de sonido de tu auto.

Porque a pesar de que creas lo contrario, las llamadas pueden esperar. No conviertas tu teléfono en un arma letal, haz de tu auto lo suficientemente placentero para que no debas tocar tu teléfono mientras conduces.

Conseguir todo lo necesario en caso de una avería.

Hacer una lista con esos objetos que te faltan como: neumático de repuesto, gato hidráulico, cables pasa corriente y revisar tu caja de herramientas por si falta alguna, es una buena manera para viajar tranquilo a donde te lo propongas con tu automóvil, además de estar preparado para ayudar a otros en el camino.

Mantener la distancia de seguridad.

Al conducir debemos tener en cuenta no solo la condición de nuestro auto, si no estar pendientes de las señales que muestren los demás o la falta de las mismas; cuando mantenemos la distancia de seguridad podemos reaccionar ante un automóvil con una falla grave.

Para esto debemos observar cuidadosamente nuestro alrededor y decidir si debemos alejarnos más del vehículo que se encuentra delante de nosotros o mantener una distancia prudente, que nos permita realizar movimientos defensivos.

Estar relajados al volante.

Cuando entres a tu auto es el mejor momento para poner en práctica las técnicas necesarias de relajación, ya sea contar hasta diez, respirar profundamente, o la que prefieras, puede ser de gran utilidad para calmar tus nervios y tener mejor juicio y noción de tus decisiones a la hora de manejar. Puedes comenzar buscando en Internet técnicas para manejar la ira detrás del volante.

Usar luces intermitentes.

Indicar a otros conductores hacia donde irás es de gran utilidad para evitar accidentes pequeños o graves. También con el simple uso de las luces intermitentes puedes quitarte la responsabilidad del daño ante entidades como tu aseguradora.

Respetar el semáforo.

Nunca sabemos quién puede venir de los otros cruces y a qué velocidad, respetar el semáforo es vital para evitar accidentes y multas. Debemos respetar el derecho de los demás para transitar por las vías. Asegúrate de comenzar a frenar con la luz amarilla y esperar tu turno pacientemente durante la luz roja.

Un auto es una gran herramienta para desplazarnos ya que podemos tener control pleno de a dónde queremos ir, sin embargo debemos ser prudentes a la hora de conducir. Si esto es una tarea difícil podemos realizar nuestros propósitos de año nuevo uno a uno con pequeños cambios y con gran determinación, verás que tu año como conductor será exitoso.

Imagen cortesia de giphy