Las infracciones más insólitas a la hora de conducir coches particulares.

Conoce las leyes de conducir más raras que hay, para evitar una infracción insólita.

Cada país tiene su regulación cuando se trata de conducir coches particulares en su territorio, la mayoría de ellas suelen ser las que encontramos en todos los códigos legales, como no conducir mientras se está hablando por teléfono.

Pero existen una serie de leyes que cruzan la frontera de nuestra imaginación y nos dejan con la boca abierta o muertos de la risa, entonces si vas a viajar es mejor que conozcas las costumbres de los países que poseen las siguientes normas, y es que a pesar de que unas sean más raras que otras deben ser acatadas para evitarnos problemas con la policía, y con el seguro que cubre nuestro auto.

A continuación te contamos un poco sobre ellas y donde debes evitar cometer estas multas para no ganarte una infracción insólita.

Coches particulares y las infracciones más curiosas.

Estados Unidos:

Si planeas ir a Estados Unidos debes asegurarte de las leyes que rigen cada estado. Por ejemplo, en Minnesota puedes conducir con un gorila, pero este debe estar en el asiento de copiloto, no puede ir atrás y mucho menos en el maletero.

Para los bromistas tenemos una mala noticia, los autos particulares no pueden viajar a más de 95 kilómetros en el estado de California. Y si te encuentras en Kentucky, y eres mujer, puedes conducir coches particulares en traje de baño pero con la compañía de policías o con un objeto de defensa personal en la guantera.

Europa:

En España no puedes conducir con el brazo ni la mano fuera del auto, tampoco manejar sin estar calzado. Una ley similar se aplica en Alemania donde tienes la posibilidad de conducir desnudo pero eso sí, con zapatos. En el caso de que estés descalzo se verá como un riesgo a la seguridad colectiva y serás multado, aunque no dice nada del caso en que tengas que tratar con autos chocados sin nada de ropa.

Volviendo con España, también es una falta hablar por teléfono mientras estamos estacionados en una gasolinera, aún si estás en un descanso.

Mientras tanto, en Dinamarca hay una ley antes de arrancar el vehículo y es que debes revisar debajo del automóvil para asegurar que no haya nadie debajo del vehículo.

Italia es permisiva con sus normas de tránsito, pero es necesario llevar la mascota utilizando el cinturón de seguridad. Una ley que es parecida a la de aquí en Argentina, donde debemos llevar a nuestro mejor amigo con un cinturón de seguridad o en una jaula en la parte de atrás del auto.

En otros países como en los Emiratos Árabes se debe respetar el paso de camellos en medio de la carretera. Mientras que en la República Checa es necesario llevar luces de repuesto y se prohíbe llevar combustible extra en el auto.

Muchas de estas regulaciones parecen ser una broma, y entendemos la razón de que se crea eso. Sin embargo no es muy divertido cuando llevas a tu gorila en el asiento de atrás y te retienen la licencia de conducir, o cuando conduces desnudo y el seguro no quiere responder por un accidente por tu falta de zapatos.

Las leyes existen con un propósito, y a pesar de que muchas veces estas se vean bizarras para nosotros, tienen un sentido de existir en la comunidad que las acata, porque acontecimientos especiales tuvieron que haber ocurrido para que se aprobaran las regulaciones y sean parte de la vida diaria de los ciudadanos.

Ya sabes qué debes hacer para no ganarte una infracción insólita.

Imagen cortesía de giphy