¿Cómo evitar ser estafado por concesionarios de autos nuevos y usados?

Conoce 4 consejos rápidos para evitar ser estafado por concesionarios de autos

Ford, Hyundai, Chevrolet y BMW poseen redes de concesionarios en Argentina, siendo los líderes en la venta de autos, a estos concesionarios se le suman otros que pueden ser oficiales de una marca o no.

Pero sin importar el concesionario, cada uno de ellos busca recaudar la mayor cantidad de dinero, y no todos lo hacen de las maneras más honestas posibles, algunos utilizan trucos desde el momento que negocian con un cliente hasta cuando se firma el contrato. Por eso te traemos los trucos más utilizados por los concesionarios para que no caigas en su trampa.

¿Qué puedes hacer para no ser estafado por un concesionario de autos?

1. No aceptes extras.

El grabado del VIN, la capa anticorrosiva, sistema de ultra seguridad, sellador de pintura, todos son servicios que puedes adquirir fuera del concesionario de autos a un precio menor al que te ofrecen.

Claro que son importantes los extras que tratan de la seguridad y estética del auto, pero con otras empresas ajenas al concesionario se pueden obtener paquetes de promoción que incluya la mayoría de esos servicios y así obtener un precio de autos económicos en el concesionario sin mayores cargos.

2. Cuidado con la garantía extendida.

La garantía extendida para un auto nuevo o coche usado es un truco en el cual te ofrecen unos meses más como garantía a cambio de una cantidad elevada de dinero.

Lo más recomendable es que no la aceptes porque los concesionarios son cuidadosos para que sus autos no presenten ninguna falla durante el periodo de garantía.

3.No firmes contratos abiertos.

Todas las páginas del contrato deben estar firmadas por ti y el vendedor, sin importar si es la compra venta de coches de segunda mano o cero kilómetros, además no debe haber ningún espacio en blanco que se preste para añadir cláusulas con las cuales no estás de acuerdo.

Lee el contrato exhaustivamente, interpretando las líneas de varias maneras y cómo pueden prestarse para ambigüedades, también hay que prestar atención extra a las líneas pequeñas o cuando el contrato tiene un cambio drástico antes situaciones específicas, la recomendación es buscar un amigo abogado que lea todo el documento y de cualquier recomendación.

4.No aceptes el financiamiento por parte del concesionario.

Lo más recomendable es que a la hora de buscar financiamiento lo hagas con una entidad bancaria que pueda cancelar el auto en un solo pago, esto se debe porque pueden manipular los intereses del vehículo y hasta manipular el contrato con las cláusulas del financiamiento.

Aunque si piensas aceptarlo, lo más recomendable es que se fije primero el precio del vehículo y no digas antes de eso lo que puedes pagar mensualmente, ya que con esa información el vendedor puede crear una ilusión de oferta y podrías terminar pagando más de lo que el vendedor tenía planeado en ofrecerte.

Los concesionarios cuentan con profesionales en el arte de las ventas, por eso muchos suelen ser víctimas de sobreprecios en los vehículos junto a otros servicios que pueden ser encontrados a un precio más accesible que nos permita ahorrar.
Por eso tener conocimiento de sus trucos y no tener miedo a regatear son la clave para que salgamos con un buen vehículo a un mejor precio.

Imagen cortesia de giphy