¿Cómo detectar si el kilometraje de un auto usado fue alterado?

¿Tienes dudas del kilometraje que tiene el auto que piensas comprar? Aquí te diremos cómo detectarlo.

Cambiar el kilometraje de un auto usado es sencillo para quienes se lo proponen, en Internet existen hasta tutoriales. Sin embargo, es una señal de alerta para todos aquellos que deseen comprar un automóvil, ya que el vendedor puede cambiar el kilometraje para elevar el precio, y darte un producto que no lo vale.

Por eso, hoy te traemos esas señales de advertencia para que no caigas en ofertas engañosas y saques el mejor resultado a tu inversión.

Pasos para saber el verdadero kilometraje de un auto usado

Revisa la documentación

Antes de comprar un auto usado debes asegurarte de que todo esté en regla, pero para este caso buscaremos otros datos, como los reportes del mecánico donde suelen expresar el kilometraje de cuando fue revisado el automóvil.

También puedes chequear la tarjeta de inspección técnica de vehículos que se realiza cada 4 años, en esta se expresa el kilometraje escrito en bolígrafo. Asegúrate de que te entreguen la original sellada, no aceptes copia porque pueden ser duplicados.

Hay servicios en línea donde puedes consultar el estado legal del vehículo y antigüedad. Por ejemplo, CarFox es una empresa estadounidense donde puedes consultar si el vehículo fue robado, junto con cualquier otro antecedente. Una vez que sepas la antigüedad del vehículo, podrás calcular si el kilometraje va acorde con su verdadera antigüedad.

Se minucioso con el interior del vehículo

El tablero te puede mentir, pero no el interior del vehículo, los vendedores menos cuidadosos habrán cambiado el kilometraje de un auto usado pero si ves que el volante y los lados de los asientos están desgastados y el brillo de las luces es opaco, ya es señal de alerta.

Además, fíjate en alguna señal del tablero que indique que haya sido desmontado en caso de ser un odómetro análogo, ya que para cambiar el kilometraje de este tipo de autos es necesario desmontarlo y cambiarlo manualmente. También presta atención si los números se encuentran alineados en su totalidad.

Abre el capó

Los vendedores detallistas habrán cubierto los detalles visuales dentro del vehículo, pero los automóviles fueron diseñados para su desgaste progresivo.

Cuando revisamos la parte mecánica y vemos lo que hay debajo del capó como fugas, corrosión general y sonidos extraños, puede ser que no estén siendo honestos respecto al vehículo.

También podemos revisar las pastillas de freno traseras, que se desgastan cada 100.000 kilómetros, ya que las delanteras son de cambio constante.

Busca la ayuda de expertos

Llevar el auto usado al mecánico es un paso vital, porque este puede identificar si el verdadero estado del automóvil coincide con su kilometraje, además puede darte un diagnóstico de los daños pasados que pueden pasarte factura en el futuro.

También puedes acudir a un taller especializado en electrónica que con el uso de una maquinaria sencilla obtienen el kilometraje real del vehículo rápidamente.

Sin embargo, si tienes muchas sospechas de la honestidad del vendedor respecto al estado del automóvil. Lo mejor es que dejes pasar esta oferta que un futuro puede ser un dolor de cabeza para el presupuesto, recuerda que la intuición nunca falla.

Imagen cortesia de giphy